fbpx

formacion

Formación para la práctica del Psicoanálisis con niños. Articulación teórico-clínica
Durante octubre 50% de descuento.

 

Cursos incluidos

Este seminario recoge las clases presenciales de 2015 y se aboca a las especificidades de la práctica analítica con un niño apuntando a las intervenciones del analista.

Las clases se proponen abordar estas cuestiones  retomando los conceptos fundamentales y  apostando a  acentuar  su  delimitación en recortes de la práctica que permitan  articular  la teoría con lo real de la experiencia analítica.

Su recorrido retoma la función de las entrevistas preliminares con los padres y con el niño, también el juego y el dibujo en el curso de la cura para avanzar con aquellas preguntas que suelen emerger en el quehacer cotidiano.

¿Cuántas entrevistas realizar con los padres en el inicio del análisis de un niño?
Y luego, en el curso del análisis ¿cuándo citarlos nuevamente?
¿En qué situaciones invitamos a los padres a compartir la escena analítica con el niño?
¿Cuál es el lugar de la sala de espera?
¿Qué intervenciones con la resistencia del niño o de sus padres?
¿Cuáles son las intervenciones del analista respecto del juego del niño? ¿Observador? ¿Intérprete? ¿Compañero lúdico? ¿Promotor del juego?
¿Cuándo pedirle al niño que dibuje, ¿por qué hacerlo?
¿Qué lee un analista en el dibujo del niño hecho en transferencia?
¿Cómo leerlo y cómo formalizar el fin del análisis de un niño?

El curso cuenta con cuatro clases en video y dos en audio de aproximadamente una hora y media cada una.
Estimulada por el espíritu que motivo a Freud a escribir ese puñado de textos agrupados bajo el mote de escritos técnicos, me decidí a poner el acento en la pregunta por el modo de analizar a un niño. Recordaba al hacerlo la apreciación que llevó a Lacan a subrayar que, en ellos, Freud estaba lejos de tratar cuestiones de técnica psicoanalítica. Más que eso, se proponía enhebrar conceptos basales de la estructura del sujeto a un modo de entender la práctica.
Esa misma perspectiva me alienta a desplegar en una nueva vuelta de Seminario las razones que deciden, a mi entender, cómo, cuándo y por qué analizar a un niño, abordando preguntas tales como:
  • ¿Cuál es la especificidad de las entrevistas preliminares con los padres y con el niño? ¿Solos o con el niño?
  • ¿Cuándo citar a un niño solo? ¿Antes o después de un análisis? ¿Por qué? ¿Cuáles son sus razones?
  • La entrevista de devolución ¿Qué función cumple? ¿Qué decirles a los padres y qué al niño?
  • ¿Cómo iniciar el análisis de un niño?
  • ¿Qué juguetes ofrecerle?
  • ¿Cuándo y por qué jugar con él?
  • ¿Cómo pensar los honorarios cuando no es el niño el que paga?
  • ¿A qué apunta la dirección de la cura?
  • ¿Cómo ubicar la transferencia? y ¿Cómo intervenir con ella y las resistencias del niño y sus padres?
  • ¿Cuánto tiempo demanda el análisis de un niño?
  • ¿Cómo formalizar el fin del análisis de un niño?
El modo de definir al sujeto y la precisa delimitación de sus tiempos de constitución imprimen una dirección al quehacer de cada analista e inciden en su manera particular de atender al niño y sus padres.

Como es sabido, desde el origen mismo, la práctica del psicoanálisis con niños trajo aparejados problemas para su abordaje. Esto fue así desde que los analistas se encontraron obligados a dirimir similitudes y diferencias respecto del paciente adulto para el que había sido pergeñado el corpus teórico del psicoanálisis.
Con el tiempo, el debate sobre la analizabilidad del niño se fue desplazando, recayendo sobre las variables técnicas y los casos en las que debían implementarse. De ese modo, pioneros y seguidores ajustaron sus herramientas y se manifestaron a favor o en contra de trabajar con los padres, de armar una caja de juegos y juguetes, también de jugar o no con el niño o invitarlo sólo a la palabra.
Los años vieron pasar diversas corrientes psicoanalíticas que fluyeron desde los aportes de Melanie Klein, Anna Freud, Donald Winnicott, Françoise Dolto y Maud Manoni, en otros continentes, hasta Arminda Aberastury y el lacanismo en nuestras latitudes.
Hoy las variables se sostienen y ahondan con nuevos perfiles poslacanianos, invitándonos, en una nueva vuelta, a repasar las variantes de la cura tipo e interrogar las razones que guían nuestra práctica, más aún si la llamamos del psicoanálisis.

Algunos de los interrogantes que trabajaremos son:

La tecnología ¿y el sujeto?
El apego ¿qué ideal? ¿qué fantasmas?
El padre ¿qué père-versiónes?
El bullying ¿qué síntomas? ¿qué goces?
La educación ¿qué se enseña?
La autoridad ¿qué libertad?
El sexo ¿qué sexuación?
Los invito a recorrer la formalización lógica del por qué de nuestras intervenciones haciendo pie en los conceptos fundamentales y en la fecundidad clínica de nuestra experiencia.

Reúne las clases dictadas de manera presencial durante el año 2018 por Alba Flesler en la Escuela Freudiana de Buenos Aires.

Cada época ha tenido sus padres, y también sus hijos.
En la nuestra, múltiples variables contribuyen a complejizar sus funciones haciendo de la parentalidad un terreno sembrado de incertidumbres. Ante ellas se abrieron en abanico perspectivas y aportes de diversas disciplinas.
El psicoanálisis, uniendo su horizonte a la subjetividad de la época, nos invita a formular nuestras preguntas sobre la paternidad actual, sus vicisitudes e incidencia en los niños y los tiempos del sujeto.
Desde esta perspectiva, los invito a recorrer juntos el lugar de los padres, sus presentaciones y problemáticas en nuestra actualidad.
• Las nuevas familias ¿qué filiación?
• Los padres y la escuela ¿qué educación?
• Los padres y la ley ¿qué responsabilidad?
• El cuerpo de los padres y su anatomía ¿qué goces?
• El apego ¿qué fantasmas?

Desde la más remota antigüedad, el modo de entender y significar qué es un niño determinó el modo de tratarlo.  Signados por el discurso de cada época, también anclaron los goces que les fueron ofrecidos. Por eso bien vale abrir una pregunta: ¿Qué niño supone el discurso de nuestros días? El niño actual es un niño “que sabe”, sabe quién es y qué quiere. Por lo tanto, es mandato de la época respetarlo y acompañarlo en su “libre” elección. A diferencia del niño nacido en la antigüedad cuya vida dependía enteramente del ‘pater Romanus’, el niño actual tiene derechos. Merece recordarse, no es un dato menor, que entre uno y otro tiempo, entre ser el puro objeto del capricho del Otro y alcanzar los derechos del niño para la subjetivación, ocurrió una gran revolución promovida por el psicoanálisis que, de la mano valiente y decidida de Sigmund Freud, le dio al niño la palabra. Escucharlo y atender al deseo del sujeto fue desde entonces faro orientador y ética del analista para el acto analítico. Fiel a ese derrotero, darle dignidad al síntoma ante los múltiples intentos pasados y actuales de acallarlo,  fue una tarea incesante. Con la propuesta de mantener vivos los interrogantes que nos orientan a develar el enigma que el síntoma cifra, los invito a acompañarme para recorrer juntos algunas preguntas que estimularon mis reflexiones. Los niños actuales,
  • ¿Qué consumen?
  • ¿Qué educación?
  • ¿Qué sexualidad?
  • ¿Qué juguetes?
  • ¿Qué tecnología?
  • ¿Qué libertad para el sujeto en la infancia?
  • ¿Son libres consumidores u objetos de un proyecto de consumo?

Información sobre el curso

Duración y fechas

Compuesto por 29 clases multimedia: 27 en video y 2 en audio. Cada clase dura aproximadamente una hora y media. Una vez que se inscribe, tiene todas las clases a su disposición para reproducir en el momento que quiera y las veces que necesite durante 18 meses.

Requisitos

El único requisito es contar una computadora, celular o tablet con conexión a Internet. Se pueden realizar desde cualquier país del mundo.

Certificado

Al finalizar cada curso, se entrega un certificado de realización en formato PDF.

Precio

Con el descuento, el valor total es de $8950 pesos argentinos y se puede abonar con Mercadopago en hasta 3 cuotas sin interés. Para el exterior de Argentina, también con 50% de descuento, el valor es USD 194. Estos precios son válidos únicamente hasta el 31 de octubre de 2020.

Forma de pago

Desde Argentina, se abona por Mercadopago con tarjeta de crédito, débito, transferencia bancaria, redlink, rapipago o pagofácil. Para abonar desde el exterior se abona por Paypal con tarjeta de crédito o débito. Por favor, una vez realizado el pago, enviar un mail con el comprobante a cursos@albaflesler.com.ar

¿Tiene alguna consulta?

Recibir novedades

También nos podés escribir a cursos@albaflesler.com.ar